La inteligencia artificial en marketing es un punto que se avanza rápidamente. Especialmente porque el 85% de las interacciones que se tienen con las empresas es totalmente digital, según la consultora Garnet.

Realmente, el ritmo de crecimiento y uso es tan vertiginoso que los negocios requieren aprovechar las ventajas de la inteligencia artificial.

Si bien la IA es considerada una tecnología inalcanzable o difícil de aplicar, lo cierto es que la inteligencia de negocios puede ayudar a las Pymes a ahorrarse mucho tiempo  y dinero.

Por ello, en este post trataremos de pensar qué es la Inteligencia Artificial y cómo se puede aplicar en las empresas:  

¿Qué es la IA?

La inteligencia artificial o IA – su acrónimo en inglés- 🤖, para explicarlo más fácil, se refiere a los sistemas o las máquinas que van a imitar la inteligencia de los humanos al momento de desarrollar tareas.

Pero no solo lo anterior. La inteligencia artificial también va a buscar mejorar e iterar los procesos en los que participa a partir de la recopilación de información que pueda generar.

En otras palabras, con la expresión inteligencia artificial se designan todas las tareas que podría resolver la inteligencia humana, pero que resuelven las máquinas. Por ejemplo:

  • Chatbots: pueden usar la inteligencia artificial para entender los problemas que tienen los clientes de forma más rápida. Esto permitirá que se proporcionen respuestas eficientes, que puedan mejorar la experiencia de los usuarios.
  • Asistentes inteligentes: en este caso la IA sirve para analizar información crítica de grandes conjuntos de datos destinados a mejorar la programación.
  • Motores de búsqueda: las recomendaciones que surgen de los motores de búsqueda como Google, Youtube, etc., son gracias a la inteligencia artificial. Estos van a proporcionar sugerencias automatizadas Otro ejemplo serían las recomendaciones de series, películas o documentales en aplicaciones como Netflix, HBO Max, Disney plus, etc.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Entérate de todas las novedades sobre Marketing Digital, Ventas, Chatbots y Tecnología.
¡Es así de fácil!


La inteligencia artificial y los negocios

Entonces, la IA son tareas que resuelven las máquinas. Y con respecto a esta idea, puede pensarse de diversas formas.

Algunos ejemplos de inteligencia artificial podemos encontrarlos en nuestra vida cotidiana: así, cuando abrimos Facebook y vemos el contenido que aparece en la pestaña “Noticias”, hay una selección en lo que se le muestra a cada usuario, y esa selección la hace un algoritmo con inteligencia artificial.

Lo mismo que cuando Amazon o Netflix nos recomiendan algún producto. En estos ejemplos, la IA está desarrollada por un software.

Hay otros ejemplos son más fáciles de ver: el asistente de Emotech, Olly, que es muy parecido a Alexa de Amazon o al Google Home, pero que tiene una diferencia fundamental: su personalidad puede evolucionar.

La inteligencia artificial tiene mucho potencial: se espera que pueda ayudar a resolver problemas muy diversos (prevenir catástrofes naturales, por ejemplo). Pero también que genere otros tantos.

En este sentido, la inteligencia artificial tiene, pues, ventajas y desventajas. Por ello, hay empresas que trabajan férreamente en la regulación de la IA

Recuerda que la IA es una de las tecnologías más disruptivas del siglo que está vinculada a los negocios y ayuda a las Pymes a evolucionar más rápido, sobre todo en el campo de las comunicaciones, desarrollo de producto y atención al cliente. 👊

5 formas en las que la IA puede ayudar a tu negocio

Los resultados de una encuesta llevada a cabo por Vistage a líderes de PyMES dejan en claro que las ventajas de la inteligencia artificial se están volviendo muy importantes para los negocios. 

Un 29,5% de los encuestados afirmó que, de todas las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial es la que mayor impacto tendrá en sus empresas.

A continuación te contamos como la IA puede reducir costos, optimizar el uso del tiempo y lograr un incremento en los resultados en tu Pyme:

1. Optimizar las tareas de Recursos Humanos

Es posible aprovechar las ventajas de la inteligencia artificial para mejorar los procesos de selección de personal. 

En este sentido, la IA puede ayudar a tu empresa a elegir entre montones de postulantes para ver con precisión cuáles son los que coinciden con los criterios de búsqueda, mejorando el tiempo y los costos del sector RRHH y perfeccionando la calidad de los postulantes y su idoneidad.

2. Automatizar las conversaciones con los clientes

Un chatbot con inteligencia artificial es otro de los ejemplos más corrientes en la inteligencia de negocios.

La adquisición de chatbots por parte de las empresas es, como veíamos más arriba, cada vez más común y necesario para las pymes, sin importar su tamaño. 🤖

Una de las tendencias más importantes del marketing digital es el marketing conversacional, que propone volver a las conversaciones y al factor humano en las ventas.

Y es ahí donde los chatbots tienen mucho para aportar: pueden convertirse en un servicio de atención al cliente disponible 24/7, y sobre todo, capaz de generar conversaciones.

Los potenciales clientes no quieren pasar por la experiencia de rellenar largos formularios para luego tener que esperar por una respuesta: necesitan atención inmediata y calidez humana.

Muchas de las Pymes no tienen equipos de venta o servicios de atención al cliente. Si es tu caso, entonces podrías encontrar en los chatbots una manera de aliviar la presión de generar y mantener montones de conversaciones al mismo tiempo.

Y si cuentas con un equipo de ventas, utilizar un chatbot con AI puede significar una magnífica idea. No sólo alivia la carga operativa , sino que los ayuda a enfocarse en lo que realmente deben hacer: vender.

3. Volver el marketing de contenidos más preciso

Una de las ventajas de la inteligencia artificial es que está ayudando al marketing a afinar sus estrategias. Y una de esas estrategias es el marketing de contenidos.

Hoy en día, el buen contenido no se trata solo de la composición y la escritura: se trata también de hacer un contenido que sea data-driven.

O sea, crear contenidos basándonos en los datos recabados en audiencias para que tengan un toque personalizado.

En este sentido, ya hay herramientas con inteligencia artificial capaces de ayudar a que los equipos de marketing hagan contenido específico.

4. Aumentar las ventas con un CRM

Los CRM (del inglés customer relationship manager) son sistemas pensados para optimizar la relación con los clientes.

En general, estos sistemas recaban datos a través de diferentes plataformas (email, redes sociales, teléfono) y agilizan los procesos de venta usando el conocimiento que consiguen con esa información.

Hay algunas CRM con IA para ayudar a las Pymes a analizar esos datos recabados. De esta manera, pueden proponer actividades para la generación de leads basadas en el análisis de la información, y como resultado, pueden acelerar el proceso de adquisición de nuevos clientes —y, en última instancia, las ventas.

5. Potenciando el SEO

Para que tengas una idea, en Google hay 67.000 búsquedas por segundo. 

Las búsquedas constituyen una de las fuentes de ingreso más importantes del buscador, que está decidido a mejorar cada vez más.

Su asistente con inteligencia artificial, Duplex, usa redes neuronales para poder comprender el lenguaje natural y generarlo.

Su programa Lens habilita las búsquedas por imágenes. Lo que muestra que Google a través de la IA está en una constante búsqueda de saber qué quiere el usuario para darle la mejor respuesta.

En consecuencia, las empresas tendrán que prestar atención a estos cambios para satisfacer los requisitos del buscador de Google. Y en este campo la inteligencia artificial vuelve a mostrar sus ventajas, combinada con el SEO.

¿Quieren saber más sobre el SEO y cómo puede aumentar tus ventas con IA? Te recomendamos este webinar 👇

Algunos de los programas de IA con énfasis en el SEO pueden ayudar a analizar y automatizar el posicionamiento de los sitios. ¿De qué manera?

  • En el análisis y el seguimiento de métricas esenciales del sitio web.
  • Evaluando el funcionamiento del sitio web de la competencia.
  • Haciendo seguimiento del posicionamiento logrado.
  • Detectando optimizaciones necesarias para atraer a más clientes potenciales.

En cuanto a la automatización, muchas de las tareas del SEO son bien conocidas pero difíciles de ejecutar, y acá es donde puede entrar en juego un software de IA orientado al SEO para:

  • Automatizar la búsqueda de palabras clave.
  • Reducir los tiempos de ejecución de las estrategias.
  • Optimizar el uso de los links en los blogs.
  • Establecer las etiquetas y categorías adecuadas.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Entérate de todas las novedades sobre Marketing Digital, Ventas, Chatbots y Tecnología.
¡Es así de fácil!


Hacia una ejecución efectiva de la IA

En conclusión, como decíamos al principio, la IA no está tan alejada de las soluciones que requiere una Pyme en su día a día. Por el contrario, hay herramientas con IA que definitivamente pueden ayudar a resolver los problemas que tienen los negocios. 💪

Sin ir más lejos, nuestro chatbot tiene algunas funciones que permiten un uso efectivo y accesible de la IA.

La función de análisis de conversaciones es una de ellas. Esta función aplica la IA sobre las conversaciones que las empresas tienen con sus clientes. A través de la minería de textos, la inteligencia artificial ayuda a descubrir las frases que predominan en esas conversaciones y de este modo les dice a las empresas qué es lo que más preguntan sus clientes.

En este caso, la IA clasifica esa información en unigramas (una frase) y en bigramas (dos frases), que detallan con precisión los temas de las conversaciones. Con esta información en mano, las empresas se benefician de diversas maneras:

  • Cuentan con información fehaciente de cuáles son los tópicos de las conversaciones que está generando.
  • Pueden usar esa información para hacer una landing page efectiva.
  • Pueden configurar campañas de Google Ads en base a la demanda concreta de los potenciales clientes.

Para concluir, la IA puede optimizar el trabajo diario de tu empresa. No es algo alejado de la realidad de tu Pyme, sino que es una herramienta que puede hacer grandes contribuciones.