Las buenas prácticas de marketing digital son una guía a través de la cual podemos encontrar puntos, recomendaciones y tendencias para mejorar nuestro posicionamiento, agradar más a Google y a los clientes. El marketing digital es una disciplina cambiante y dinámica, que nunca se queda quieta.

Esto quiere decir que debemos adaptarnos a los cambios y asumir un desafío muy claro que proponen referentes como Google: la calidad, la autoridad y la relevancia. Tres palabras que aparecerán mucho en tu camino si buscas un crecimiento y te interesan las buenas prácticas en marketing digital.

Cuando se trata de marketing digital, es común encontrar artículos con “la respuesta definitiva”. 

Piénsalo así: si fuera tan fácil, ¿Cuál sería el sentido de todo? ¿Acaso alguien alguna vez te dijo por qué número debías apostar en la lotería para convertirte en millonario? ¡Claro que no! Y en marketing digital sucede lo mismo. Las predicciones futuristas son, por lo general, una gran pérdida de tiempo.

Así como no esperábamos una pandemia en 2020, tampoco sabemos qué ocurrirá en 2021 mientras el mundo entero intenta acomodarse. 

El marketing digital cambiará tantas veces como las sociedades lo hagan, y por eso es que las buenas prácticas esenciales nos mantienen “preparados” para soportar transformaciones abruptas, nuevas demandas y comportamientos inimaginables.

Los 3 aliados de las buenas prácticas de marketing digital para 2021:

  • Datos: son la fuente más sólida y confiable para tomar decisiones y definir mapas de acción.
  • Omnicanalidad: debemos contar con la capacidad de estar en más de un lugar, diversificando nuestros canales de comunicación y logrando presencia para distintas audiencias. 
  • UX (experiencia de usuario): será el objetivo principal de cualquier estrategia de marketing digital en 2021. 
buenas-practicas-de-marketing-digital-cliengo

En esta nota te contaremos cómo, dónde y por qué. Queridos lectores y lectoras, con ustedes: las 5 buenas prácticas 2021 en marketing digital y experiencia de usuario…

1. Compromiso, calidad y acción

Los consumidores exigirán cada vez más un compromiso tangible de las marcas con los temas que les interesan. Esta es una característica muy esencial en las generaciones Z y Millennial. La única forma de demostrar que se está haciendo lo correcto es hacerlo

Por ejemplo: si casi una quinta parte de la población mundial posee algún tipo de discapacidad, ¿Cómo es posible que tan solo el 2,2% de los anuncios publicitarios de 2019 hayan incluido a este sector como protagonista? (datos arrojados por el estudio “9 predicciones de marketing para 2021”, de Think with Google).

Perspectiva de género, inclusión, democratización de los servicios y medioambiente serán los ejes principales. Pero ya no sirve diseñar coloridos reportes de sustentabilidad con cifras que nadie entiende. 

Las acciones con impacto deberán formar parte de la estrategia de responsabilidad social corporativa y reflejarse en piezas atractivas que se ganen el corazón de los clientes.

2. Pensamiento UX

La tolerancia de los usuarios será muy escueta (y con razón). Estamos pasando una gran cantidad de horas conectados y, sin darnos cuenta, exigimos que todo funcione rápido y bien. 

Apps de delivery, videos por streaming y plataformas de videollamadas fueron las herramientas más utilizadas de 2020. Es por eso que aspectos como la velocidad, el diseño y el contenido UX serán parte de las buenas prácticas de marketing digital en 2021.

Quienes no incorporen una lógica UX a sus productos y canales de comunicación correrán el riesgo de quedar fuera de competencia. 

Una navegación intuitiva, eficiente y placentera; así como la atención instantánea y personalizada de los clientes es una de las buenas prácticas en marketing digital para 2021.

3. Visto bueno a la practicidad, simpleza y lo cotidiano

Si bien el consumo atraviesa un período de estabilización, la forma de pensar de los usuarios cambió y mucho. “Comprar por comprar” es algo de la etapa pre-pandemia. Hoy, lo cotidiano, simple y práctico es lo más valorado.

Así es como gigantes de la talla de The New York Times reinventaron su estrategia de contenidos y lanzaron artículos explicando, por ejemplo, cómo dormir mejor.

Aquellas cosas con las que se convivía pero pasaban inadvertidas hoy cobran protagonismo. 

En este sentido, las marcas que logren comprender este cambio, acompañar aportando valor y repensar su oferta de productos y servicios podrán evolucionar hacia lo que el usuario realmente necesita, ganando autoridad en el camino. 

La relevancia tendrá que ver con dar lo que el usuario busca en el momento justo y lograr satisfacción. Un desafío que muchos subestiman y que, sin embargo, es difícil.

4. La era de los nichos y las micro influencias

¡Wow! Una mega estrella de las redes sociales posando con un producto que jamás usó, recolectando likes de usuarios que jamás comprarán, pero adoran cómo luce su cabello. Dile adiós a este tipo de técnicas y prácticas de marketing.

Las pequeñas comunidades en Internet existen para que se formen nichos de calidad en base a temáticas de interés y grupos con características en común. Pasa en la vida, pasa en Internet. 

Kali Ridley, especialista en marketing del equipo de Brand Studio de Google, explicó en Think With Google: «A medida que la industria de los influencers se satura, puede ser todo un desafío determinar cómo recortarla y elegir a las personas adecuadas para representar tu producto, programa o marca».

La figura de los “micro influencers” estará en auge, así como los embajadores de marca, líderes y formadores de opinión. El contenido patrocinado también será un buen camino para trabajar en la relevancia y la autoridad.

5. La personalización lo es todo

¿Cómo lograr una atención personalizada cuando los clientes superan el millón? A través de la automatización, la omnicanalidad y los softwares especializados en gestión de clientes. La inteligencia artificial permite que, a escalas muy masivas, la personalización esté intacta.

Las inversiones en tecnologías del marketing ya deberían ser un hecho, mientras que cada segundo que pasa limita la oportunidad de pertenecer a la nueva normalidad. Para ello será necesario contar con la infraestructura adecuada para procesar datos y tomar decisiones basadas en ellos, dejando a un lado las creencias personales y la intuición.

Tengamos en cuenta que esta será la condición más valorada por los usuarios en 2021, junto a una experiencia de navegación veloz y eficiente. Los clientes ya no serán “un perfil más”, sino que exigirán el máximo nivel de detalle hasta fidelizarse con una marca.

Antes de irte, toma un resumen

Repasemos lo que deberás tener en cuenta si quieres triunfar con tus buenas prácticas de marketing digital en 2021:

  • No hagas greenwashing con tu marca. Si proclamas estar comprometido con una causa, demuéstralo en tus acciones y resultados. Fingir para agradar ya no tendrá chances de funcionar.
  • Replantea toda tu filosofía y comienza a pensar en UX. Que cada movimiento de tu negocio se base en la usabilidad y la mejor experiencia de usuario posible.
  • Olvida lo rebuscado. Los usuarios están conectados con lo simple, la rutina y la practicidad. Allí es donde debes intervenir, aportando valor y construyendo autoridad.
  • La persona adecuada para representar tu marca podría estar a la vuelta de la esquina, o incluso más cerca. Observa cuidadosamente quiénes son los referentes para tu público y genera acuerdos con ellos. 
  • Invierte en tecnologías de marketing para contar con infraestructura capaz de procesar datos y operar de forma automatizada. Será la única forma de sostener tu crecimiento y ampliar tu espectro de clientes.

No sabemos qué depara exactamente este año convulsionado, pero con estas buenas prácticas estarás preparado para lo que sea. 2021: no te tenemos miedo.