Seguro que alguna vez lo pensaste: la inteligencia artificial te suena a robots, ciencia ficción futurista y sistemas inentendiblemente complejos. Sin embargo, la inteligencia artificial es un hecho del presente, muy cercano y con el que posiblemente convives a diario. Te invitamos a quitarle el drama.

Lo llamativo no es que no sepas sobre su existencia, sino que estés basando tus decisiones en datos incorrectos o poco sólidos. Y claro, elegir un sabor de helado es una decisión que no tiene mayor importancia. Podrás volver a la heladería otro día y quitarte las ganas de probar el chocolate. Pero cuando se trata de una decisión corporativa, los datos son el mejor recurso sobre el cual apoyarte para evitar riesgos, ahorrar tiempo y avanzar con precisión.

¡Tranquilo! No necesitas ser un experto en machine learning o data science para utilizar la inteligencia artificial a tu favor. Todo lo contrario: cada vez existen más elementos para facilitar las cosas, lograr mayor velocidad y transparencia sobre estos procesos. En Cliengo somos “artesanos” de la inteligencia artificial. Nos apasiona y buscamos hacerlo simple para mejorar los procesos de todo tipo de empresas, desde las más pequeñas hasta las más desarrolladas. 

Te proponemos que eches un vistazo a este artículo para incorporar los conceptos básicos que se aparecerán en tu camino, cuando decidas integrar la inteligencia artificial a tus procesos y a la toma de decisiones. Sigue leyendo para acabar siendo parte de nuestro club de empoderados por la inteligencia artificial.

Reporting y datos: tus nuevos mejores amigos

Si alguien pudiera rendir homenaje a la palabra solución, el reporting y los datos encabezarían el podio. A través de un sistema de reporting podrás acceder a datos concretos sobre tu audiencia y tus públicos de interés, plasmados en cómodos y prácticos reportes que harán visibles el análisis, la organización y la clasificación de la información. 

¿Qué mejor? Imagina que todos los datos específicos sobre lo que desea y necesita tu cliente actual o potencial estuvieran a tu alcance en un documento fácil de leer, con exactitud y precisión sobre qué camino tomar en tus próximas ofertas. 

A esta información le llamamos insight. Gracias a los datos recolectados es posible construir un esquema de los gustos, intereses y episodios de la vida real de tus clientes, para evaluar qué compatibilidad existe con tus productos o servicios. De esta forma no solo mejorarás la experiencia de los usuarios y aumentarás la fidelización con tu marca, sino que elevarás notablemente tus tasas de conversión.

¡Increíble! ¿Verdad? Pero es tal como te lo estamos contando. De hecho, existe una rama exclusiva del marketing dedicada a impulsar este tipo de estrategias y perfeccionar los procesos: el data driven marketing.

Pero… ¿Cómo llegamos a los datos? Descubre el funcionamiento del machine learning

Hasta ahora todo te suena al helado más sabroso y exclusivo del mundo. Sin embargo, imaginamos que quieres ver cómo se prepara en la fábrica. Es normal que, si nunca implementaste u oíste hablar de la inteligencia artificial, te genere desconfianza o incertidumbre. 

Pero el proceso a través del cual es posible el marketing de datos existe hace tiempo y se llama machine learning. La inteligencia artificial funciona gracias a procesos automáticos que se encargan de recopilar información, producir patrones y generar conexiones entre ellos sin intervención humana. Y sobre este punto corresponde sumar dos conceptos más:

  • Big data: los grandes caudales de información y datos que ingresan por el embudo.
  • Data science: la disciplina a través de la que profesionales de la inteligencia artificial configuran su procesamiento utilizando algoritmos.

Pero esto no significa que deberás contar con un departamento entero de inteligencia artificial en tu negocio o contratar un robusto equipo de profesionales que absorberán todo el presupuesto de tu compañía. Gracias a la automatización y los avances de la tecnología para mejorar la accesibilidad de las personas a la inteligencia artificial, bastará con incorporar estos conceptos y emprender este camino desde la comodidad de tu ordenador.

¿Y para qué quieres sumar todo esto a tu vida?

Lejos de ser una complicación, conseguirás que todos tus procesos sean más ágiles, sencillos y eficientes. Todo ese tiempo que pierdes debatiendo decisiones basadas en perspectivas personales o intuición, ahora podrás capitalizarlo para algo más importante. 

Gracias a los reportes tendrás a tu alcance la información precisa de lo que necesitas mejorar, corregir o producir para que tu empresa crezca. Está comprobado que la mayoría de los CEO basan sus decisiones en subjetividades, sin darle importancia a lo que verdaderamente hace la diferencia: ¡Lo que quieren quienes pagarán por tus productos y servicios!

Ellos tienen el poder y llegó el momento de escucharlos. La posibilidad de construir marcas sólidas y evolucionar al ritmo de los clientes está al alcance de tu mano. Sabrás muy bien cuándo decidir chocolate y cuándo vainilla. 

Pero, como todo, deberás aprender paso a paso y descubrir qué es lo más valioso para tu compañía dentro de este gran universo de datos. Paz García Pastormerlo, Colaboradora de Think with Google, propone 4 consejos al momento de incorporar la inteligencia artificial a tu vida:

  1. Contextualizar las métricas para tomar decisiones más inteligentes es la clave. Para esto, deberás aprovechar la organización de los reportes y aprender a leerlos.
  2. Analizar porcentajes aislados, sin ningún valor de referencia, es un error.
  3. No hay que esperar al final de una campaña para analizar los resultados: desde el inicio, se puede aprender y realizar cambios para aprovechar mejor la inversión. La inteligencia artificial es un excelente moderador de ahorro.
  4. Los tiempos de crisis sirven para invertir en la planificación y actualización de las estrategias de estadísticas. Estamos en el momento ideal para basar nuestras decisiones en datos y reducir el margen de error.
inteligencia-artificial-cliengo

Te lo volvemos a explicar en solo 87 palabras

La inteligencia artificial es la herramienta que, a través de un sistema de machine learning y gracias a la automatización, te permitirá obtener reportes de datos precisos y procesados sobre los insights de tu público objetivo, para construir estrategias exitosas y aumentar tus ventas. La técnica utilizada es el reporting y la rama del marketing que impulsa estas acciones se llama data driven. Para que el gran flujo de información disponible (big data) se tamice y convierta en material útil, será necesaria la disciplina del data science.

En resumen…

¿Vainilla, chocolate o nuevo sabor de menta? Ya no será tan complejo decidir. Habrá una oportunidad para todo y llegará el momento adecuado para cada elección. Nos encontramos en un período de transformación en el cual experimentar, probar, fracasar y aprender es la propuesta que las grandes plataformas en las que navegan los usuarios nos invitan a transitar. Permanecer en lo conocido por una falsa sensación de seguridad ya no es una opción aceptable. ¿Te animas al primer paso?

Cliengo tiene a disposición un módulo de reportes en donde visualizarás la información de tu negocio y podrás evaluar la performance de tu equipo, los detalles del tráfico de tu sitio y mejorar de forma integral tu estrategia digital. Si quieres conocer más al respecto, visita este artículo.

👉 Si aún no tienes Cliengo en tu sitio, puedes probar nuestra demo gratis por 14 días. Sumando Cliengo a tu estrategia digital, entablarás conversaciones con tus visitas y las convertirás en ventas. 😉