A diferencia de lo que suele pasar en las grandes empresas, donde los presupuestos y el personal de marketing tienden a ser más abultados, en las pymes este presupuesto suele ser menor —y, si no está bien elaborado, su rendimiento puede caer por debajo de lo esperado. Pero no queremos que te pase eso, por este motivo ¡sigue leyendo! 😑

Un presupuesto de marketing es una parte fundamental en un plan de negocio; las pymes enfrentan enormes desafíos en el proceso de gestación y crecimiento (problemas económicos, políticos y sociales que las llevan a tener un índice bajo de supervivencia); en ese contexto, un presupuesto de marketing es importantísimo para poder gestionar una de las inversiones más delicadas y que más repercusiones tienen en las pequeñas y medianas empresas durante su crecimiento.

Por eso, en este post veremos algunas ideas para que vuelvas tu presupuesto de marketing más eficiente. Se trata de un repertorio de técnicas e ideas para que puedas sacar el máximo provecho de este componente de tu plan de marketing, y que más que en un problema, se lo plantee como la herramienta poderosa que es. 💪

En anteriores artículos te contamos las claves para crear una estrategia de marketing digital y porqué deberías hacer del marketing conversacional el eje de tu negocio. Siguiendo la linea, ¡ahora te contamos los 7 secretos para hacer de tu presupuesto de marketing más eficiente!

7 consejos para hacer más eficiente tu presupuesto de marketing

Ahora sí: es tiempo de sacar la calculadora y tratar de ver cómo volver tu presupuesto de marketing más eficiente. Pensamos que los consejos que siguen podrán ayudarte en el proceso. 😉

Calcula cuánto se está invirtiendo en el presupuesto.

“Lo que no se mide, no se puede mejorar”, dijo Lord Kelvin. Por eso, uno de los primeros pasos para volver tu presupuesto más eficiente es saber cuánto se está gastando en él.

En promedio, las empresas nuevas (las que no llevan tanto tiempo en un rubro)  invierten entre un 12% y un 20% de sus ingresos brutos, mientras que las empresas ya establecidas en una industria invierten entre un 6% y un 12% de sus ganancias totales.

Uno de los primeros pasos para volver más eficiente tu presupuesto de marketing debe ser hablar con un encargado de finanzas para determinar si el presupuesto es el adecuado —o si se está derrochando o escatimando dinero.

Por otro lado, algo importante para determinar si tu empresa es una empresa joven o una establecida es tener en cuenta que se considera una empresa nueva la que lleva entre 1 y 5 años en el negocio; por otro lado, se considera una empresa establecida a la que lleva más de 5 años en determinado rubro, que ha aceitado la comercialización de sus productos y que posee cierta cuota de mercado.

Aprovecha las herramientas gratuitas.

Pues bien, tu empresa tiene un producto que está genial. Ahora, ¿quién lo va a comprar?

Es necesario ponerse al frente de la vidriera digital para exhibirlo y darlo a conocer.

Para una empresa, muchas veces puede darse la situación de que necesita crecer pero no tiene el dinero para hacerlo. Como el marketing es una herramienta insoslayable para ese crecimiento, puede ser útil aprovechar ciertas herramientas gratuitas que ofrece internet.

Para el branding, el sitio web, las redes sociales o el contenido pueden encontrarse alternativas que pongan en funcionamiento la estrategia digital con muy poca o nada de inversión —al menos hasta que el presupuesto pueda cubrir los gastos necesarios. Por supuesto, no garantizan resultados como los que se pueden obtener pagando a profesionales, pero pueden ayudar a salir del paso.

Un sitio web, por ejemplo, se puede utilizar un WordPress o un Wix en sus versiones gratuitas; para el branding, sitios como 99designs; para las redes sociales o el contenido, puedes tratar de conseguir pasantes que recién estén comenzando y que se muestren flexibles respecto de sus pretensiones salariales.

Alínea los objetivos de marketing con los distintos canales.

Cada canal digital que estés utilizando debe transmitir el mismo mensaje. En marketing, todos los esfuerzos importan y mucho, porque demandan tiempo, ¡y el tiempo es oro!; por esta razón, todos los canales deben estar alineados, desde Pinterest o Twitter (plataformas que no hayan sido usadas para campañas pagas) hasta soluciones pagas como la publicidad gráfica o las campañas en Instagram o Facebook.

Concéntrate en lo que funciona.

Es importante enfocarse en lo que funciona para decidir qué parte del repertorio de las estrategias de marketing es el más apropiado para conseguir los objetivos que se persiguen. Pero para eso, claro, hay que tener objetivos.

Por eso, las metas en Google Analytics son cruciales para medir la performance de los canales y la cantidad de leads o ventas. Con esto, establecerás un Pareto digital (Pareto fue un economista italiano que estableció el Principio de Pareto, que afirma que, en todos los ámbitos de producción, el 20% de los esfuerzos genera el 80% de los resultados).

¿Cuál de todos tus canales está generando la mayoría de los resultados? ¿Las campañas pagas, las redes sociales, el tráfico orgánico?

Toda esta información está disponible en Google Analytics bajo las pestañas de fuente/medio, campañas, etc. Lo importante es conocer las diferentes variables: Tiempo de sesión, usuarios, sesiones, etc.

Utiliza sólo plataformas que habiliten una medición minuciosa.

No todas las plataformas de pauta en marketing permiten controlar cuánto se gasta y a quién se destina ese gasto.

Para volver tu presupuesto de marketing más eficiente, utiliza sólo plataformas que te permitan controlar lo que gastas y los destinatarios de esta inversión.

Los gigantes de la pauta (Facebook, Google, etc.) son buenos ejemplos. Y es que cuanto más control tengas sobre el modo en que se gasta tu presupuesto, tanto más podrás optimizarlo, recortando los procesos que no sirven e invirtiendo en los que mejor rendimiento muestran.

Sírvete del remarketing.

La técnica del remarketing consiste en volver a usar una estrategia de marketing determinada que no logró conversiones la primera vez. Por ejemplo, aquellos potenciales clientes que hicieron click en una pauta de Display pero que no convirtieron son destinatarios de una técnica de remarketing si se les vuelve a exhibir nueva pauta en Display, igual o distinta que la anterior.

También puedes usar la técnica del remarketing cruzado, esto es, usar una segunda plataforma distinta de la primera para el mismo cliente potencial que no convirtió en primer lugar.

Por ejemplo, los clientes que vieron pauta en Display podrían ver anuncios en Facebook o en Twitter. Estas pruebas del tipo A/B te ayudarán a encontrar cuáles son las mejores estrategias de inversión que puedes usar, y por lo tanto, a volver tu presupuesto de marketing más eficiente. 💪

Haz contenido con menos.

Encuentra maneras de hacer contenido con tus tareas cotidianas para ahorrar tiempo y dinero. Por ejemplo, si tienes una peluquería, puedes pedirles a tus peluqueros que saquen fotos de su trabajo. ¡Ahí tienes contenido de Instagram para editar! Además, puedes hacer funcionar esta lógica con muchas cosas más —y no sólo con fotos, también con videos: testimonios de clientes, el trabajo que hay detrás de un producto o el conocimiento que tienes sobre la industria para decir algunas palabras y enriquecer a tus seguidores.

En conclusión, si te encuentras, como la mayoría de las pymes, con que tu presupuesto no es abultado y no está del todo definido, puedes empezar con las ideas que hemos presentado para volverlo más eficiente y empezar a sacar más provecho con él. ¿A qué esperas? ¡Comienza hoy mismo y comparte cómo te ha ido en los comentarios! 👇