Desde hace algunos años las tecnologías en la educación  dejaron de ser una asignatura  para  convertirse  en  un  método  de enseñanza y aprendizaje. ¿Qué ocurrió en el camino? Te lo contamos en esta nota. 

El uso cada vez más extendido de la tecnología en el aprendizaje se  debe  a  que  esta  se adapta  a  las  necesidades  actuales de la sociedad. De hecho, la mayoría de los estudiantes pasan gran parte de su día interactuando con dispositivos y aplicaciones. 

Precisamente por eso las TIC son clave para integrar estas herramientas en el proceso de enseñanza. Pero debemos advertir algo sobre las tecnologías en la educación: no son las protagonistas al adquirir conocimientos y habilidades.  

Tampoco la enseñanza gira en torno a ellas. En realidad, estas sirven de soporte para que los alumnos indaguen, consulten información y se conviertan en sujetos activos de su proceso educativo. 

Para entender mejor todo esto, hablemos sobre los efectos produjo la irrupción de las TIC en la educación. ¿Comenzamos? 😀

¿Qué son las TIC en la educación?

Hablamos de las TIC para referirnos a las tecnologías de la información y comunicación, en este caso, trasladadas al ámbito educativo. Estas tecnologías facilitan el acceso, tratamiento, distribución y creación de la información. 🙌

¿Cómo lo hacen? Utilizando la informática y las telecomunicaciones para crear nuevas formas de comunicación mediante herramientas tecnológicas. Estos pueden ser desde ordenadores y teléfonos inteligentes, hasta consolas de juego, televisores o incluso la radio, entre otros.

Si esto lo aplicamos a la tecnología educativa, representa un nuevo modo de aproximarse a los conocimientos, en tanto, hay muchas más opciones de transmitirlos y crearlos. 

Por ello, no debemos reducir el uso de las tecnologías en la educación a la implementación de un determinado software en el aula o el uso de dispositivos en clase. 

De lo que se trata es de integrar la tecnología como parte del nuevo escenario pedagógico en el que los alumnos aprenden. 

Te compartimos algunos ejemplos de cómo se aplican las tecnologías en la educación. 👇

¿Qué es la educación tecnológica?

Otra de las preguntas que surgen cuando hablamos de tecnología en el ámbito de la enseñanza es: ¿qué es la educación tecnológica? Esta es una disciplina que presenta a la tecnología como un área educativa de contenido. 

Es decir que se trata de desarrollar la alfabetización tecnológica en todos los estudiantes. Entendiendo a ésta como la capacidad de comprender, utilizar y evaluar la tecnología en general.

Como espacio curricular, la educación tecnológica tiene el objetivo de:

  • Promover en los estudiantes la capacidad de identificar y resolver problemas técnicos.
  • Lograr que los alumnos identifiquen a la tecnología como un aspecto fundamental de la cultura.
  • Favorecer la vinculación de los alumnos con el medio tecnológico en el que están inmersos. 

Importancia de la educación tecnológica

Como vimos antes, la educación tecnológica como espacio curricular apuesta por construir aprendizajes que posibiliten a los estudiantes entender las nuevas tecnologías, para intervenir y participar en ellas. 

En la actualidad esto es clave, teniendo en cuenta que el mundo en el que vivimos está cada vez más mediatizado por la tecnología. 

Hoy en día, relacionarnos, trabajar y estudiar son actividades prácticamente impensadas al margen de las herramientas y dispositivos tecnológicos. Incluso el ocio y el entretenimiento están muy vinculados al uso de la tecnología. 

Por ello, es importante que los centros educativos implementen la educación tecnológica. Así, los estudiantes podrán incorporar conocimiento teórico y práctico que les permita:

  • Adquirir habilidades técnicas imprescindibles para la vida cotidiana. 
  • Saber operar sistemas y dispositivos tecnológicos. 
  • Obtener las competencias necesarias para insertarse en el mercado laboral. 
  • Desarrollar una actitud crítica sobre el consumo de información y de herramientas tecnológicas.
  • Utilizar la tecnología para el desarrollo de proyectos propios. 

Efectos de la tecnología en el aprendizaje

Pensemos por un instante en el modelo de enseñanza tradicional. Este se basa en el aprendizaje de memoria. 

  • Los docentes cumplen un rol protagónico, pues son quienes tienen el conocimiento y los encargados de impartir la instrucción.
  • Los estudiantes asimilan los contenidos de forma pasiva. 
  • El material de lectura es estático y de consulta obligatoria.
  • Las evaluaciones, en la mayoría de los casos, se enfocan en la información que figura en un libro de texto. 

En el otro extremo encontramos un sistema de enseñanza que prioriza al estudiante, dándole la posibilidad de aprender a su ritmo y en función de sus intereses. 🤩 

A continuación, vamos a conocer cuáles son los principales efectos de la tecnología en el aprendizaje:

1- Aprendizaje por descubrimiento y experiencia 

El acceso a la información y a nuevas herramientas tecnológicas en el campo de la educación posibilitó la aparición del aprendizaje por descubrimiento y experiencia.  

Gracias a internet, los estudiantes pueden acceder a la información de primera mano, consultar distintas fuentes y descubrir por sí solos contenidos que no conocían. 

Por ejemplo, al tener que abordar un tema nuevo, el docente insta a los estudiantes a utilizar la computadora o el teléfono celular en clase, para buscar información sobre la temática. Luego, se discuten los resultados de esa búsqueda, tratando de rastrear, con la guía del profesor, qué datos son correctos. 

A su vez, la experimentación es una parte clave de este tipo de aprendizaje. Esto puede darse a través del uso de diversas herramientas y dispositivos tecnológicos. 

En este punto se sostiene la idea de que los alumnos recuerden más y asimilan mejor los conceptos que descubren por sí mismos. 

De ahí que tecnologías como la programación o la robótica ocupen en la actualidad un lugar importante en los programas de estudio. Dado que permiten a los estudiantes aplicar la teoría de forma práctica. 👌

2- Aprendizaje colaborativo

¿Para qué sirve la educación tecnológica? Una de las principales respuestas a esa pregunta sería para aprender de forma colaborativa. 

Los foros y las herramientas de comunicación son solo dos de los recursos que facilitan la colaboración entre pares en el entorno educativo.

Al momento de tener que resolver un proyecto en grupo, los estudiantes pueden usar distintas aplicaciones para comunicarse, distribuir las tareas y hacer un seguimiento del avance del trabajo del equipo.

Por ejemplo, ante la consigna de realizar un informe en grupo, los alumnos utilizan Google Drive para crear los borradores y compartirlos. Todos los miembros del grupo pueden intervenir los documentos dejando comentarios y sugerencias. 

En paralelo, también deciden usar aplicaciones de videoconferencia para intercambiar ideas o discutir la información que encontraron. 

Con este tipo de iniciativa el aprendizaje se vuelve una construcción colectiva, por lo que se:

  • Comparte información.
  • Crean grupos de trabajo virtuales.
  • Establecen dinámicas en las que todos los miembros del equipo participan.
  • Plantean preguntas y respuestas para aprender conjuntamente.

3- El docente como guía 

En el modelo de enseñanza tradicional el docente está en el centro de la escena. Es quien posee los conocimientos, por consiguiente, es quien cuenta con la información y cumple el rol de transmitir esos saberes e impartir las instrucciones. 

Con la irrupción de la tecnología educativa el rol de los profesores cambia. 

Su papel en las aulas implica:

  • La formación continua para la aplicación de las nuevas tecnologías con fines pedagógicos.
  • El fomento de la participación de todos los estudiantes.
  • El planteamiento de problemas para la búsqueda de posibles soluciones.
  • La inclusión de los alumnos en la toma de decisiones importantes. 

Así, el docente se convierte en un facilitador o guía, cuyo principal objetivo es garantizar que todos los conocimientos queden integrados en los estudiantes.

4- Personalización en el abordaje educativo

“Estudia a tu propio ritmo” es una de las promesas más utilizadas en el marketing educativo. Pero, si profundizamos en esta idea —más allá del marketing— encontraremos que se trata de uno de los efectos más importantes del uso de la tecnología en el aprendizaje

La personalización es la clave de este nuevo modelo de educación en el que se reconocen los intereses, gustos y talentos de cada estudiante. De acuerdo con ello se diseñan propuestas pedagógicas que le permitan desarrollar su máximo potencial. 

En este caso, tanto los docentes como la tecnología educativa actúan como facilitadores. Es decir, articulan los distintos caminos para que cada alumno llegue a los objetivos que pueda llegar. 

Este abordaje personalizado de la educación permite que los estudiantes asuman un rol más activo en su propio proceso de aprendizaje, eligiendo qué contenidos consultar, cuándo y en qué soportes o formatos hacerlo.

Por otro lado, el entorno digital, ya sea cursos y formaciones online o la posibilidad de acceder a un aula virtual, favorece también el autoaprendizaje. 

De manera que las tecnologías en la educación cumplen la promesa de estudiar a un ritmo propio. 

5- Seguimiento más detallado 

Otro de los efectos de la tecnología educativa se relaciona con los métodos de seguimiento y evaluación.

Antes, los docentes tenían pocas instancias para monitorear el desarrollo de sus estudiantes. El examen en el aula, la participación en clase y la entrega de trabajos eran los principales métodos.

Con el uso de las nuevas tecnologías los profesores pueden hacer un seguimiento individualizado del proceso de aprendizaje de cada alumno. Al contar con más medios y herramientas pueden recopilar información detallada sobre el desempeño de cada estudiante. 

Como resultado, los docentes tienen la capacidad de detectar las necesidades de los alumnos de forma individual y diseñar un recorrido pedagógico acorde a ello.

Esto también influye en los métodos de evaluación. Dado que el seguimiento detallado brinda información más precisa y permite evaluar de forma más completa a los estudiantes. 

Lo que se evalúa es el progreso del alumno en el alcance de los objetivos, utilizando distintas técnicas. Esto gracias a las múltiples formas de recopilar datos de su desempeño. 

6- Educación sin barreras geográficas 

La tecnología también hace posible que la geografía ya no sea un limitante. Por ejemplo, cursar un máster en el extranjero sin movernos de nuestros hogares ahora es muy sencillo. 

Los cursos, seminarios, tecnicaturas, diplomados y un sinfín de alternativas de formación se encuentran tan solo a un clic de distancia. Esto se debe a la tecnología educativa

Gracias al desarrollo de entornos digitales de aprendizaje nacidos al calor de las TIC, la educación ocurre en cualquier lugar y en cualquier momento. 🤯

Según datos de la UNESCO, a mediados de mayo de 2020, 160 millones de estudiantes distribuidos en 33 países de América Latina y el Caribe dejaron de tener clases presenciales en la escuela. 

En la mayoría de estos países se establecieron sistemas para dar continuidad a los estudios. 26 regiones optaron por la implementación de procesos de enseñanza a través de internet, con dos metodologías protagonistas: 

  • El uso de plataformas virtuales de aprendizaje asincrónico.
  • Clases en vivo mediante aplicaciones de videoconferencia.

Millones de estudiantes y docentes de todos los niveles educativos tuvieron que adaptarse a este nuevo entorno digital de enseñanza y aprendizaje que se desarrollaron con las tecnologías en la educación. Aun con dificultades y numerosas problemáticas, esta fue la mejor alternativa para darle continuidad a los programas formativos. 

De alguna manera, esto demuestra que uno de los efectos más destacados del uso de la tecnología en el aprendizaje es el acceso a la educación sin barreras geográficas. 

Tecnologías en la educación e inteligencia artificial 

Las tecnologías en la educación van mucho más allá de usar un determinado software para impartir clases o utilizar dispositivos para acceder a los contenidos. 

La incorporación de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo deben promover la creación de un nuevo entorno pedagógico. En este, cada interacción entre el alumno y la institución se entiende como una oportunidad de aprendizaje. 

En relación a ello, el uso de la inteligencia artificial puede ser clave para los centros de enseñanza que quieren mejorar su entorno educativo digital. Y esto puede lograrse a través de una herramienta como el chatbot.

El chatbot es un programa informático que simula mantener conversaciones con los usuarios

Este asistente virtual se comunica a través de mensajes de texto y permite brindar respuestas automáticas de forma inmediata.

Su uso está extendido en atención al cliente en las empresas, pero también tiene un enorme potencial en el sector educativo.

Por ejemplo, la Universidad Humanitas está mejorando su atención al cliente por medio de nuestro chatbot. Con esta implementación pudo conseguir lo siguiente: 

  • Brindar ayuda inmediata a los estudiantes: integrar un chatbot  te permite responder de forma automática las preguntas frecuentes de los estudiantes. Por ejemplo, oferta educativa, fechas de inscripción, requisitos, entre otros. 
  • Estar disponible 24/7: el bot te ayuda a adaptarte a los horarios y necesidades de los clientes. Puedes estar ahí para resolver sus dudas en todo momento. 
  • Agilizar el trabajo diario de tu equipo: el chatbot es el aliado perfecto de tus colaboradores, porque con esta herramienta podrán destinar más tiempo a las tareas realmente importantes, como captar más leads, por ejemplo.  
  • Aprovechar cada contacto: el chatbot te permite aprovechar todas las consultas de los estudiantes para generar más oportunidades comerciales. 
tecnologías en la educación - chatbot

¿También te gustaría explorar todo el potencial del chatbot como herramienta para tu centro educativo? En Cliengo queremos ayudarte a captar y capitalizar cada uno de los usuarios que llegan a tu web o redes sociales. Por eso te ofrecemos una ¡prueba gratis durante 14 días! Incorpora ahora mismo el asistente virtual que te ayudará a mejorar la experiencia de tus estudiantes.