Una de las dudas más frecuentes en torno al mercado inmobiliario consiste en saber qué es bienes raíces. En concreto, es cualquier bien que está fijado a la tierra. Pero, por supuesto, su definición va mucho más allá. Si quieres profundizar en este concepto te invitamos a seguir leyendo. 🤓

¿Qué son los bienes raíces?

Para definir bienes raíces explicamos antes que se trata de cualquier bien que no se pueden mover o trasladar del lugar en el que están y por esta razón también se los denomina inmuebles. 

Además de estar arraigados a la tierra, los bienes raíces están unidos de forma jurídica a un propietario en un registro público. 

Por otro lado, bienes raíces podría ser solo la tierra o cualquier mejora permanente añadida a esta. Ya sea natural (árboles, agua, etc.) o creada por el hombre (casas, edificios, etc.).

Así, en términos generales, bienes raíces incluyen:

  • La superficie física de la tierra.
  • Todo lo que se encuentra encima y debajo.
  • Aquello que está adherido permanentemente.
  • Todos los derechos de propiedad sobre esa tierra.

Bienes raíces y bienes inmuebles ¿son lo mismo? 

Entender este concepto no es sencillo. Esto pasa porque hay términos que se suelen usar como sinónimos, pero que tienen significados diferentes. 

Una de las confusiones más comunes es usar bienes raíces y real estate de forma indistinta. Pero hay diferencias a considerar.

Por una parte, bienes raíces es la tierra y sus recursos naturales, sumado a cualquier mejora o adición que las personas —sus propietarios— le agreguen de forma permanente. Como por ejemplo, una casa. 🏠

Real estate se traduce al castellano como bienes raíces y los incluye a estos. Pero también dentro de su definición se incorpora al negocio inmobiliario en general. 

Así, real estate, entre otras cosas se trata de: 

  • Inmuebles. 
  • La actividad de compra, venta y alquiler. 
  • La posibilidad de invertir. 
  • Los agentes y las agencias inmobiliarias. 
  • El desarrollo y construcción de propiedades.

Tipos de bienes raíces 

Si quieres saber cómo empezar en bienes raíces esta información te será muy útil. Porque conocer qué tipos de inmuebles existen es fundamental para entender todas las posibilidades que ofrece este sector tanto para invertir, como para vender:

  • Por naturaleza: son los bienes que no se pueden mover o trasladar, principalmente se trata del suelo o subsuelo de un terreno.
  • Por incorporación: son todas las estructuras o construcciones que se añaden a los bienes raíces por naturaleza, es decir, al terreno. Por lo tanto, una vez adheridos al suelo, ya no pueden separarse de este. 
  • Por destino: son bienes muebles que pertenecen al dueño de una propiedad y funcionan como accesorios de esta. Son necesarios para su explotación, por ello la ley también los concibe como inmuebles. Por ejemplo, herramientas para trabajar la tierra. 
  • Por analogía: son derechos sobre otros bienes inmuebles, por ejemplo, la hipoteca de una casa.  
  • Por representación: son los documentos que acreditan que una persona es el propietario de un bien inmueble. Ejemplo: las escrituras o registros de propiedad. 

Las 4 categorías en los bienes raíces

Además de los distintos tipos de bienes inmuebles que vimos antes, existe otra forma de clasificarlos. Se trata de las 4 categorías principales en bienes raíces:

  1. Tierra: este es el punto de partida para hablar de inmuebles.  La tierra es una superficie física que incluye terrenos baldíos (urbanizados o no urbanizados) y terrenos agrícolas (granjas, huertos y bosques). Estos lotes, además, pueden ser con o sin desarrollo. 
  2. Residenciales: en esta categoría se incluyen todos los inmuebles que pueden funcionar como vivienda. Se trata de propiedades personales que no se destinan a la actividad económica. Pueden ser de nueva construcción o de segunda mano.
  3. Comerciales: los bienes raíces de esta categoría son propiedades dirigidas a generar ingresos. Las tiendas, oficinas o centros comerciales son ejemplos de estos. 
  4. Industriales: esta clase de propiedad se caracteriza por sus grandes dimensiones, aprovechadas especialmente para la fabricación o almacenamiento. Las naves industriales o las fábricas son dos claros ejemplos de esta categoría de bienes raíces. 

¿Qué es un agente de bienes raíces?

Un agente de bienes raíces es un profesional que ofrece sus servicios a compradores y vendedores en el mercado inmobiliario. Su labor consiste en:

  • Asesorar a quienes participan en transacciones vinculadas a los bienes raíces.
  • Mediar entre la oferta y la demanda en el mercado de propiedades. 
  • Gestionar las operaciones inmobiliarias.

Así, un agente de bienes raíces debe entender cómo funciona el mercado inmobiliario para poder gestionar la compra, venta, alquiler, permuta y cesión de bienes inmuebles. También tiene que contar con la profesionalización adecuada para poder realizar valoraciones de propiedades. 

¿Quienes pueden ejercer como agentes de bienes raíces? Eso depende de cada país. No hay una ley que regule la actividad de estos profesionales de forma global. 

En lo que respecta a Latinoamérica, hay distintas realidades a tener en cuenta:

  • Argentina. Para ser agente de bienes raíces en el país se necesita el título universitario de Martillero Público y Corredor de Comercio o de Corredor Inmobiliario. Además, es obligatorio matricularse en el Colegio Profesional de la jurisdicción donde se quiera ejercer la profesión. 
  • México. Si bien hay escuelas y universidades que ofrecen cursos y certificaciones, son optativas. Los únicos requisitos son: ser mayor de edad y haber concluído la educación básica.
  • Chile. No se exige ninguna formación en particular. Los únicos requisitos son: tener más de 18 años, obtener el código 702000 para comenzar la actividad como Corredor de Propiedades en el Servicio de Impuestos Internos (SII) y haber cancelado la Patente Comercial de la municipalidad correspondiente.
  • Colombia. En este país tampoco es necesario estudiar una carrera, ni pertenecer a una agencia. La actividad se rige por el Código de Comercio Colombiano, con lo cual, el requisito es cumplir con las obligaciones establecidas en dicha ley. 

Cuáles son los servicios de bienes raíces

Los servicios de bienes raíces involucran un conjunto de actividades destinadas a resolver las gestiones y operaciones que necesitan los clientes en el sector. Los principales son:

  • Tasación comercial: se utiliza para conocer el valor de venta de un inmueble. No todas las agencias lo ofrecen, por lo que brindar esta prestación podría ser un diferencial de tu negocio. 
  • Acompañamiento en la compra: este servicio se dirige a los compradores. Por ello puede incluir la búsqueda de propiedades, acompañamiento a las visitas de las viviendas, asesoramiento sobre las condiciones de la operación, negociación, entre otros. 
  • Acompañamiento en la venta: con este servicio se acompaña a quienes quieren vender bienes raíces. Por ello, la captación de clientes a través del marketing inmobiliario es una de las tareas principales. Sumado a la gestión de las visitas, asesoramiento en las condiciones de la venta, negociación, entre otras.  
  • Alquiler de propiedades: para los propietarios es un alivio poder delegar esta gestión en un profesional. Por otro lado, puede ayudar a aumentar el alcance de tu negocio, llegando a otra clase de público gracias a alternativas como el alquiler vacacional o estudiantil, por ejemplo. 
  • Home Staging: esta técnica de marketing consiste en despersonalizar la vivienda y hacer los ajustes o arreglos mínimos, para potenciar la imagen del inmueble y así conseguir que se venda o se alquile más rápido. 
  • Gestión documental y legal: la documentación y los trámites legales son los principales dolores de cabeza para quien quiere comprar o vender bienes raíces. Ofrecer la gestión de estas tareas puede ser un diferencial para tu negocio. 
  • Asesoramiento sobre inversiones: hay muchas personas que buscan la ayuda de un agente para invertir en bienes raíces. Este servicio puede ayudar a ampliar el alcance de tu agencia. 

¿Cómo empezar con bienes raíces?

Ya tienes toda la teoría, lo que sigue ahora es pasar a la práctica ¿cómo empezar? 🤔

Aunque no hay una fórmula que funcione para todo el mundo, las siguientes son algunas ideas para introducirte en el mercado de bienes raíces:

1- Comprar una propiedad 

Parece una obviedad pero empezar en bienes raíces puede ser algo tan sencillo como adquirir tu propia vivienda. 

Cuando compras un inmueble, te conviertes automáticamente en inversor inmobiliario. Ya que al adquirir un terreno o una casa estás sumando un activo que puede darte una rentabilidad futura mucho mayor. 

Más allá de esto, al embarcarte en la compra de una propiedad puedes aprender mucho sobre el sector. 

2- Alquilar tu propio inmueble 

Otra de las formas de empezar en bienes raíces consiste en el alquiler de tu propio inmueble. Por un lado, con ello puedes sumar ingresos pasivos todos los meses. Por el otro, puedes aprender sobre la administración de propiedades, captación de clientes, negociación y contratos de alquiler, entre otros aspectos. 

3- Administrar propiedades de terceros 

Para iniciarte en bienes raíces no tienes que ser necesariamente un propietario. También puedes hacerlo administrando inmuebles de otras personas.

¿En qué consiste esta tarea? Desde ocuparse del mantenimiento de las propiedades, hasta gestionar el cobro de los alquileres o incluso buscar nuevos inquilinos. 

4- Convertirte en agente de bienes raíces 

Esta puede ser la forma más tradicional de empezar en este mercado y también suele ser la que más funciona pensando en el largo plazo. 

Al convertirte en agente inmobiliario puedes transformarte en un experto en el sector. También puedes especializarte en ciertos servicios, por ejemplo, en vender bienes raíces o en inversiones. 

Lo interesante de la profesión es que no solo abarca todo lo vinculado a las operaciones inmobiliarias, sino que puedes sumar conocimientos en ventas, negociación, marketing y el uso de nuevas tecnologías. 

5- Probar con flipping houses 

Otra manera de empezar en el mercado de inmuebles es una forma de inversión conocida como flipping houses. Esta opción para invertir se está convirtiendo en una tendencia en todo el mundo.

 La metodología es bastante simple:

  • Compras una vivienda a un precio más bajo. 
  • Le agregas valor a través de una reforma.
  • La vendes a un precio más alto y obtienes el beneficio. 

que es bienes raices cliengo

Consejos para vender bienes raíces

Si eliges convertirte en agente es importante que sepas cómo vender bienes raíces. Por ello, te compartimos algunos consejos clave:

Tienes que estar en Internet 

De acuerdo con Think with Google, el principal canal de investigación de los usuarios es el buscador. En otras palabras, Internet. Como agente de bienes raíces necesitas tener presencia online, porque es allí donde los usuarios irán a buscar tus servicios. 

Algunas formas de concretarlo pueden ser crear un sitio web y tener un perfil en las redes sociales. 

El marketing inmobiliario es tu mejor aliado 

Otro de los consejos para vender bienes raíces es aplicar el marketing inmobiliario en tu agencia. A través de distintas estrategias puedes captar más propiedades para la venta, atraer clientes para esos inmuebles y cerrar más transacciones.

Responder rápido es imprescindible 

Claro que lograr lo anterior es difícil sin una adecuada atención al cliente. Si los usuarios que llegan a tu web no consiguen quien responda sus consultas en el momento, posiblemente se irán con la competencia. Con lo cual, estarás perdiendo oportunidades de vender. 

Para evitar este problema la integración de un chatbot puede ser de mucha ayuda. Esta herramienta te permite automatizar las respuestas a tus potenciales clientes, atender sus consultas de forma inmediata y con ello aprovechar cada contacto que genera tu agencia.

Por ejemplo, gracias al chatbot de Cliengo, Hogares Herso pudo atender de forma inmediata las múltiples consultas que recibían en sus sitios. Hoy, el bot les permite brindar respuestas a toda hora y seguir con su proceso de calificación de leads sin perder oportunidades en el camino.


Si te dedicas a vender bienes raíces y buscas hacer de este un negocio rentable, no puedes darte el lujo de perder potenciales clientes. Prueba las herramientas de Cliengo y capitaliza todas las oportunidades. 🚀